26/9/09

Poesía optimista

Cuando ya no tienes norte,
cuando la vida te amarga,
cuando todo va fatal...
En el mundo hay tres palabras
que levantan la moral.
Tú tan sólo ten en cuenta
que podría ser peor.
Podrías vivir en África
o, peor aún, en Francia.
Si tú lo piensas sabrás
que podría ser peor.
Si entraras en Wikipedia
y buscaras «micropene»
no tendrías dudas de
que podría ser peor.
Si la novia te dejó
tranquilo, no hay problema,
piensa en Carmen de Mairena
y estarás de acuerdo en
que podría ser peor.
Recuerda las tres palabras
y cuando todo vaya mal
al menos de un edificio
ya no te querrás tirar
y olvidarás el suicidio
al menos durante un rato.
Así que canta, melón,
que podría ser peor.
Si es que vives en la calle,
pides para comprar vino
y hasta te han prendido fuego
podrás subir a los cielos
porque viéndote sentimos
que podría ser peor.
¿Eres pobre, feo y tonto?
¿Ya no sirves para nada?
¿Eres todo un fracasado?
¿O un imbécil redomado?
¡Todo tonterías! Porque
siempre puede ser peor.
Así que no dudes de
que podría ser peor.
Y si crees que no rima
escúchala, socabrón,
que podría ser peor.
Pero recuerda también
y ten siempre presente
que podría ser mejor.