3/7/08

Diario de un gafapasta

Querido libro de bitácora: el día de hoy, al alba, me he alzado vivaracho de mi lecho deseando comenzar una nueva jornada. Habiendo tomado como primera comida un refrigerio consistente en masa de harina de trigo en forma cuadrada cubierto por una fina capa de emulsión de grasa de leche regado con leche mezclada con polvo de semillas de coffea me dirigí al recinto universitario para cursar mis estudios en técnica nuclear. Tras acabar las clases me dirigí a la biblioteca donde dediqué un grato espacio temporal a recrearme en la lectura de clásicos del siglo de oro español. Terminado mi tiempo de ocio volví a mi hogar en el que me deleité con una sabrosa comida consistente en carne de vacuno en el interior de pasta de trigo enrollada junto con un recipiente de agua carbonatada con cafeina para luego retirarme a dormir un sueño reparador.

Traducción: Querido diario: hoy, temprano, me he despertado con ganas de hacer cosas. He desayunado una tostada con mantequilla y café y me he ido a la universidad. Después fui un rato a la biblioteca a pasar el rato y leer tochacos viejos. Cuando me cansé volví a casa donde cené canelones con coca-cola y me fui a dormir.

2 comentarios :

  1. yournigthmares28 ago. 2008 19:42:00

    Que asco los gafapastas, yo conozco un par, y son de lo más repelente que hay, todo el día con tantas tonterías.

    ResponderEliminar

¡Vamos, tí@, ya te queda menos para conseguir dejar un comento!